Retrato

Nadie tiene el derecho de juzgar a otros…

MADE IN BULNES

Y sus últimas palabras fueron. ¡Que se vayan todos a la mierda!.

Era una persona a lo mejor que guardaba mucha amargura en su interior o un perfecto idiota. A esta altura ya da igual.

Cuando murió no había nadie en su oscura habitación salvo una extenuada enfermera y el reflejo de un viejo retrato de una hermosa mujer, que dicen, de alguna extraña manera, nunca se fue.

Photo by Mehmet Turgut Kirkgoz on Pexels.com

ÚLTIMAS ENTRADAS

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s