COSAS SENCILLAS

Mientras redacto estas palabras, es un día domingo 7 AM y Santiago se encuentra en absoluto silencio, solo siento el sonido de las teclas del computador, y el aroma que expele el café que tengo sobre la mesa. Es una agradable sensación de paz interior.

Con el ruido habitual de nuestro día a día, olvidamos tomar un tiempo para disfrutar del silencio, y con esto prestarle atención a las pequeñas cosas sencillas que pasan desapercibidas por su simpleza, y que son las que nos recargan el cuerpo de energía y positivismo sin darnos cuenta. Generalmente, no tienen un costo financiero y son de gran valor para nosotros.

Nos metieron a la fuerza en nuestras mentes, que la mejor manera de ser felices es llenarnos de cosas, ojalá última tecnología o de lujo. Pero eso, solo nos da una sensación pasajera de felicidad, y vacía nuestros bolsillos y alma, por ende, es necesario volver por otra dósis y recuperar nuevamente por otro lapso de horas nuestras “felicidad”

Ultimamente, prefiero las cosas sencillas, como el silencio por un momento, el aroma de mi café al despertar, escuchar una buena cancion, escribir un post, estar en el mar, los líquidos fríos, leer un rato en el sillón, ver a los niños jugar, caminar por las tardes, ver series tirado en la cama, comer un trozo de pizza sin culpa, conversar con personas interesantes, dormir, etc.

Obviamente a veces se me olvida, y vuelvo a la habitual rutina de compras, porque el bombardeo de mensajes publicitarios no discrimina ni tiene fecha de término. Pero estoy conciente de que no es el camino óptimo a la felicidad, y al tiempo recapacito y regreso a mi lugar feliz. No necesito demostrar mi valor por la cantidad de cosas que adquiero, eso solo demuestra que soy una persona vacía, con demasiadas carencias, y sin capacidad de apreciar la belleza de lo simple.

No necesito el útimo modelo de auto, stereo, celular o tv para ser feliz, solo necesito estar en paz conmigo mismo, y eso, sencillamente, me lo da vivir en torno a mis valores, disfrutando hacer las cosas que amo cada momento de mi vida, y por supuesto, repetir todas las veces que pueda, las cosas sencillas.

-Gonza

VENCIENDO EL ALCOHOL

“Conócete a ti mismo” es una frase muy difundida en el mundo entero, de la cuál pocos saben su autor verdadero. A varios se les atribuye, e independiente, cuánta sabiduría guarda esa simple frase. La mejor manera de que venzamos cada uno de nuestros imposibles, es conocernos a nosotros mismos. Nuestros miedos y fortalezas, porque …

Sigue leyendo VENCIENDO EL ALCOHOL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s